Perú: Ciberataques a las empresas han aumentado 600% en el último año

Este último viernes distintos agentes del sistema financiero mundial y peruanos detectaron un ataque cibernético, según reafirmó la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc). Algunos entidades suspendieron sus servicios de manera preventiva hacia cualquier eventualidad pero, ¿acaso no pudo haber sido evitado?

A la fecha, los ciberataques a las empresas en el Perú han aumentado un 600% durante el último año, afirmó Paolo Bisso, gerente general de Bafing, empresa peruana con más de 20 años de experiencia en soluciones de seguridad informática y electrónica.

Los ataques más comunes son de Denegación de Servicio a las redes o los Ransomware, un tipo de virus que busca tomar el control del sistema del computador, tal como alertaron diversos medios a fines de la semana pasada. Y está en aumento el Cryptojacking, que vulnera el ordenador o Smartphone para minar criptomonedas y ser ejecutado sin consentimiento del usuario.

Las empresas más atacadas son aquellas vinculadas al sector financiero, retail y consumo masivo.  Por su parte, el sector manufactura, construcción y de servicios son los menos preparados para contrarrestar y reponerse de un ataque exitoso.

Uno de cada cuatro empresas medianas (de 100 a 500 trabajadores), han reportado incidentes de virus en este año, por ejemplo, causados principalmente por la falta de una estrategia de seguridad. Por su parte, Bafing a través de su Command Center y CiberSOC 24×7 ha venido monitoreando el desarrollo de los eventos presenciados y dando recomendaciones estratégicas para disminuir el riesgo de infección de malware o de ataque informático. Sin embargo, las amenazas son cotidianas y seguirán apareciendo, por lo que las empresas deben redoblar sus esfuerzos en ciberseguridad.”, sostuvo Bisso.

Se tiene previsto que este 2018  el crecimiento de la ciberseguridad irá al ritmo del 18%, lo que permitirá mover un total de US$160 millones aproximadamente, augura Bafing.  Como bien se sabe el año pasado se facturó US$135 millones, motivado por las empresas del sector financiero que son quienes destinan un mayor esfuerzo en soluciones de seguridad al realizar transacciones monetarias.

A %d blogueros les gusta esto: