Síndrome de Asperger: Qué hacer y qué no si tengo un familiar con Asperger en una coyuntura de pandemia

Cada 18 de febrero se conmemora el Día Internacional del Síndrome de Asperger con la finalidad de conocer y entender mejor las necesidades de las personas que lo poseen.  Según cifras del Ministerio de Salud (MINSA), en nuestro país más de 15 mil personas tienen trastornos del espectro autista, en el que se incluye la condición de Asperger.

En ese sentido, y por la coyuntura de emergencia sanitaria en la que nos encontramos, es importante reconocer qué acciones debemos evitar o procurar si vivimos con un familiar con Asperger. Para ayudarnos en esta tarea, la Dra. María Elena Escuza, directora de la Escuela de Psicología de la Universidad Wiener, nos brinda información importante sobre el síndrome y los factores que debemos tener en cuenta en este período de aislamiento social obligatorio.

“No todas las personas están familiarizadas o conocen qué es el Síndrome de Asperger, por ello es importante informarnos sobre el tema. Este síndrome es un trastorno del espectro autista que se caracteriza por un mayor o menor impedimento en las habilidades del lenguaje, la comunicación, la socialización, entre otras, y suele presentar patrones repetitivos de pensamiento y conducta, por ejemplo. Muchos padres pueden empezar a notar comportamientos inusuales en sus hijos a partir del tercer año de vida y es aquí cuando acuden a consulta con un especialista y conocen acerca del síndrome”, explica la especialista.

Asperger en tiempos de COVID-19

En el contexto actual de emergencia sanitaria y cuarentena focalizada en la que nos encontramos, la especialista sugiere las siguientes pautas para sobrellevar el momento.

“El reto que enfrentan las familias con miembros que poseen este síndrome es que la situación actual de confinamiento e incertidumbre implique la menor carga emocional para la persona y el momento sea lo más llevadero posible. Es importante que la persona con Asperger se sienta protegida e incluida dentro de la rutina familiar”, indica Escuza.

  • No dejemos pasar a nuestro hijo o familiar con Asperger muchas horas frente a una computadora, juego de video o teléfono móvil. Esto incrementara su lejanía de los demás miembros de la familia.
  • Integremos en su rutina el ejercicio físico al menos una hora al día, como caminar, correr, realizar algún deporte- acorde a sus capacidades- al aire libre permitido durante el confinamiento.
  • Evitemos el ruido excesivo en la casa como la música muy alta y mucha gente en el mismo ambiente, porque esto puede alterarlo/a.
  • Estemos pendientes de sus emociones, de pasar tiempo de calidad con él o ella y que se pueda expresar y sentirse protegido y escuchado.

La especialista señala, además, que una característica de las personas con Asperger es la dificultad para socializar y esto podría verse fortalecido por la cuarentena. “Si a una persona con Asperger se le dice constantemente que salir a jugar, visitar a un amigo o familiar es algo peligroso y hasta mortal, hay una gran posibilidad de acrecentar los rasgos de poca sociabilización. Por ello, es importante que los padres y la familia estén atentos y consulten con su especialista para manejar la comunicación de mejor manera”, agrega.

A %d blogueros les gusta esto: