El Indecopi insta a la comunidad educativa a rechazar la compra de textos pirata porque afectan la calidad de la enseñanza

La Dirección de Derecho de Autor (DDA) del Indecopi exhorta a los colegios, asociaciones de padres de familia y a la comunidad educativa en general a rechazar la compra o acceso a textos escolares en físico o digitales no autorizados, que sean ofrecidos ilícitamente mediante las redes sociales o plataformas digitales, pues perjudican la calidad de la enseñanza y atentan contra la industria editorial.

En el marco de la Campaña ‘Checa tu cole’ que la institución lleva adelante, la DDA advirtió que los libros piratas son productos de menor calidad, con contenidos desactualizados, erróneos e incompletos que dificultan el aprendizaje y el desarrollo de la enseñanza en clase y que perjudican el proceso educativo.

Estos se encuentran a la venta en lugares de dudosa procedencia, en sitios web ilegales o a través de inescrupulosos que tratan de lucrar, incluso a costa del perjuicio de los escolares. Además de su reproducción ilegal, estos libros carecen de cuadernos de trabajo u otros productos complementarios para la enseñanza e impiden a los docentes organizar mejor su trabajo, cumplir a cabalidad con el currículo y con los objetivos del curso en forma idónea.

En ese sentido, la DDA recomendó que la adquisición de ejemplares legales se realice por los canales formales como distribuidores, librerías o tiendas digitales autorizadas oficialmente por las editoriales, garantizando de esta forma una compra segura.

La adquisición de textos pirata también perjudica al sector editorial peruano, ya que paraliza la elaboración y producción de nuevas ediciones, impidiendo que las empresas editoras inviertan en la creación de nuevos contenidos de calidad, con las consecuentes pérdidas de empleo, generando de esta forma una cadena de graves perjuicios para el sector, así como a la cadena de distribución y venta de libros.

Como se sabe la DDA realiza una constante labor de vigilancia de los actos que pudieran vulnerar la legislación sobre Derecho de Autor, tanto en el entorno analógico como digital, sancionando las infracciones que se cometan, con multa de hasta 180 unidades impositivas tributarias, sin perjuicio de las sanciones penales hasta por 8 años de pena privativa de la libertad.

A %d blogueros les gusta esto: