A tener mucho cuidado con la automedicación

Ya sea por una molestia leve o una serie de síntomas graves, la mayoría de las personas suelen recurrir de manera habitual a la automedicación. Si bien en el mercado farmacéutico existen ciertos medicamentos que son vendidos sin receta médica, también se pueden adquirir antibióticos de la misma manera, los cuales podrían generar efectos nocivos en el organismo y conllevar a un problema de salud pública.

Por ejemplo, actualmente, con la pandemia por el COVID-19, muchos de los pacientes deciden tratar esta enfermedad ingiriendo antibióticos, pero debemos ser cuidadosos con esto. Los antibióticos suministrados sin la necesidad de hacerlo pueden afectar algún órgano del paciente generándole alguna molestia severa o malestar, así como también producir una resistencia al medicamento y cuando sí deba ser usado ya no cumplirá con su propósito.

“Se debe tener mucho cuidado con la automedicación ya que en un mediano o largo plazo puede generar nuevos problemas en la salud de la persona o agravar su situación. Esto en muchos casos, se presenta de manera silenciosa y la persona recién se da cuenta cuando el escenario es grave o complejo. Lo ideal es siempre acudir a un médico que pueda evaluar al paciente e indicarle su diagnóstico, de esa forma podrá recibir el mejor tratamiento médico”, indica el Dr. Gutierrez. Es por ello, la importancia de seguir con las siguientes recomendaciones:

Telemedicina

A la primera sensación de alarma que la persona puede empezar a sentir ya sea por un incremento en el malestar o por la presencia de más síntomas, lo ideal es coordinar una atención médica virtual. Hoy existe la posibilidad de hacerlo a través de la telemedicina, el doctor podrá indicar cuál es el diagnóstico y el tratamiento médico que se deberá seguir.

Seguir la receta

Es fundamental tomar los medicamentos en las dosis y horario indicado por el médico. Esto es algo muy importante porque en el caso de los antibióticos si no se cumplen con las horas entre toma y toma, su efecto puede reducir mucho o simplemente perderlo y no ayudará a combatir la enfermedad.

Hidratación

Es importante la hidratación, y más aún cuando se está en un tratamiento de medicinas, las pastillas o cápsulas podrían ocasionar molestias en el tracto digestivo, por ello es importante indicarle al médico tratante si usted tiene gastritis, en esos casos se le podría indicar el medicamento en cápsulas blandas o algún protector estomacal.

Conservación del medicamento

Otro detalle importante es conservar el empaque de los medicamentos, así siempre se podrá revisar la fecha de caducidad y tener el prospecto para conocer a detalle sobre su efectividad y contraindicaciones.

A %d blogueros les gusta esto: