Consejos para realizar un mejor reciclaje y ser sostenible, en épocas de Covid-19

Nuestra cotidianidad ha cambiado desde que el coronavirus comenzó a propagarse por todo el mundo. Hoy en día, el tiempo que pasamos en casa puede ser aprovechado para aprender a reciclar y contribuir con un mejor cuidado del planeta. Por tal motivo Enrique Sarco, jefe de Responsabilidad Social empresarial de Pamolsa – Recicloplas, otorga recomendaciones sobre como reciclar correctamente desde nuestro hogar, además nos indica que “con la práctica del reciclaje no sólo cuidaremos nuestro medioambiente sino también que, al aprovechar nuestros recursos, ayudaríamos a reactivar la economía circular”.

  1. Implemente contenedores caseros para segregar los residuos reciclables. En realidad, con una bolsa diferenciada es suficiente, no es necesario invertir en un contenedor. El mejor lugar para colocar estos elementos es la cocina ya que allí es donde más residuos se producen y así tenemos mayor facilidad de reciclaje.

En estos contenedores lo que debes colocar son todos los residuos plásticos, como botellas de agua, detergente, champú, entre otros. En el caso de los envases que han sido utilizados para contener alimentos, lo que se debe hacer es quitar los restos de comida, enjuagarlo y secarlo, de esta manera estará listo para ser reciclado. También se deben incluir otros materiales como el papel y cartón, vidrios, aluminio, entre otros.

Una vez cuentes con tus residuos segregados averigua en tu municipio cuando pasan los recicladores por tu zona y ten listo todos estos materiales para entregárselos. Recuerda que los recicladores hacen la gran labor de aprovechar estos materiales con lo que nos ayudan a cuidar el medio ambiente

  • Siempre que sea posible, reutilice. Reutilizar este tipo de productos es una manera de apoyar la economía circular, con la que se pretende aprovechar los recursos al máximo. Recuerda, por ejemplo, que la mayoría de los envases para alimentos te puede servir como táper después, o que a las botellas de plástico (como gaseosa o de otros productos), se les puede dar un segundo uso creando elementos decorativos como macetas, juguetes, portalapiceros y hasta portacepillos de dientes, generándonos también un ahorro.
  • Empieza a compostar. Es usual desechar restos de comida y desperdicios orgánicos creyendo que estos ya no tienen valor. Esto no es cierto, para quienes tengan un jardín o inclusive una maceta grande compostar es fácil. Hacer compost casero es una actividad ideal para la familia, una forma perfecta de acercarte a la naturaleza, de transmitir valores de consumo responsable, reciclaje y respeto por el medio ambiente.
A %d blogueros les gusta esto: