Los jóvenes deben involucrarse en las grandes decisiones del país

Una educación con visión emprendedora y profesionales capacitados para enfrentar los retos que demandará el mercado laboral en el futuro, planteó el fundador presidente del Grupo Educativo San Ignacio de Loyola (USIL), Raúl Diez Canseco Terry, durante el encuentro de líderes empresariales organizado por el Centro de Altos Estudios de Negocios y Economía (CAENE).

En el foro virtual «Liderazgo, educación e infraestructura: fuerte impulso para el emprendimiento, empleo y crecimiento», Diez Canseco destacó la importancia de involucrar a los jóvenes en las grandes decisiones del país. Recordó que durante su gestión como vicepresidente de la República se creó el Consejo Nacional de la Juventud (CONAJU) en julio de 2002, que permitía a los jóvenes opinar y decidir sobre los temas que involucraban su participación y desarrollo, por lo que propuso su restitución plena.

Comentó que la pandemia debe ser vista como una oportunidad para trabajar unidos y llevar adelantes políticas de Estado que nos permitan desarrollar los sectores productivos del país, como el agropecuario, teniendo en consideración que la mayor demanda que hará el mundo será de alimentos saludables y de gran calidad.

El Perú es un país bendecido, que tiene 28 de los 32 tipos de climas existentes en el mundo, lo que le permite tener una producción variada y de calidad para atender la demanda del mundo, añadió Diez Canseco, a la vez que resaltó la importancia de convocar al sector privado, tal como se hizo para lograr el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y que ha permitido que hoy el país del norte sea el principal destino de nuestros productos.

Sobre el sector Educación, mencionó que el Estado debe invertir para mejorar la infraestructura de los colegios públicos y negociar con los proveedores para mejorar la calidad del internet, la conectividad y la penetración y así llegar a todas las escuelas del país. Asimismo, señaló la necesidad de invertir en la capacitación de los docentes.

Finalmente, propuso replantear la educación y relanzarla con una nueva visión, donde los jóvenes sean los actores del cambio. Una educación superior emprendedora, enfocada en las necesidades del mercado, “porque la educación dejó de ser solo la transmisión del conocimiento para dar paso a las oportunidades que generamos con lo aprendido”, indicó.

A %d blogueros les gusta esto: