Consejos para evitar accidentes en temporada de lluvia

La llegada del otoño y el invierno ocasionan lluvias en diferentes departamentos del país, que podrían complicar el tránsito de autos, unidades de transporte urbano e interprovincial, ocasionando en los conductores incomodidad, falta de visibilidad, sensación de inestabilidad al volante, y en algunos casos hasta accidentes.

De acuerdo con las cifras del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), entre setiembre del 2018 y marzo del presente año, se han registrado más de 28,300 personas afectadas por las lluvias excesivas, teniendo dentro de los incidentes más comunes los accidentes de tránsito.

Es por ello que, a fin de prevenir algún tipo de accidente, Modasa, fábrica de carrocerías de autobuses urbanos, interprovinciales e industriales, les brinda a los conductores de estos vehículos algunos consejos con el objetivo de que tengan un viaje seguro y evitar inconvenientes durante el trayecto.

Revisa los neumáticos: Antes de partir a tu destino debes asegurarte de que la unidad móvil cuente con llantas en buen estado y regueras anchas, esto permitirá que el agua no interfiera de manera significativa en la superficie interna. Asimismo, se recomienda verificar la presión de las llantas, pues de encontrarse ligeramente desinfladas podrían ocasionar un grave accidente. Es importante también que tomes en cuenta que la distancia de frenado con llantas lisas suele ser el doble que la que cuenta con neumáticos nuevos.

Buena visibilidad: Pese a que la lluvia interfiere significativamente en la visibilidad del conductor, una buena forma de disminuirla es mantener encendido el aire acondicionado y direccionarlo hacia el parabrisas, esto evitará que la luna se empañe y hará que tengas una mejor visión de la carretera. De igual manera, debes acodarte de encender anticipadamente los desempañadores delanteros y traseros.

Asegura la estabilidad: Asegúrate de que tu vehículo cuente con sistemas de seguridad o estabilidad, pues ello te permitirá mayor firmeza durante todo el trayecto evitando accidentes o contratiempos. Hoy en día, existen sistemas que identifican que la unidad ha alcanzado una situación crítica en curvas prolongadas, como una salida de autopista, o durante un cambio rápido de carril, y reduce automáticamente la velocidad del vehículo hasta que haya recuperado la estabilidad.

Conductor atento: El factor humano representa uno de los más significativos elementos durante el recorrido. Y es que, pese a que la unidad cuando es interprovincial debería contar con dos conductores que estén siempre alerta ante cualquier situación de peligro que pueda llegar a ocurrir, en la práctica no siempre se cumple. Para ello, existe tecnología avanzada que actúa evitando que el conductor tenga alguna distracción que lo haga salir del carril y ocasionar un accidente. Se trata de un dispositivo que realiza una vibración al asiento del conductor para mantenerlo alerta durante todo el trayecto, sobre todo cuando se encuentra manejando en una situación de lluvia intensa.

Reduce la velocidad: Cuando llueve debes de tener mucho cuidado con la velocidad con la que conduces, pues las llantas no están en contacto directo con la pista y ello puede provocar que se deslicen fácilmente y pierdas el control de la unidad. Asimismo, debes de mantener una distancia de seguridad adecuada en relación con los otros vehículos que debería estimarse en poco más de 1 metro por cada 10 km/h ya que al encontrarte en una superficie húmeda el frenado demora más de lo normal.

Prevenir accidentes de tránsito durante la temporada de lluvia está en nuestras manos, y se puede lograr si revisamos constantemente nuestra unidad móvil y nos aseguramos de que todos los sistemas se encuentren en buen funcionamiento. Asimismo, si tu objetivo es recorrer largas distancias, es recomendable realizar el mantenimiento preventivo de tu vehículo y tener en cuenta estas recomendaciones a fin de tener una buena ruta.

A %d blogueros les gusta esto: