Implementación de Centros de Salud Mental Comunitarios es viable y sostenible para la atención de la salud mental en el país

Cada año uno de cada cinco peruanos será afectado por un trastorno mental. De todas las enfermedades crónicas en el Perú, los problemas de salud mental representan los costos económicos más altos, superando las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o la diabetes, por lo cual es más viable y sostenible implementar Centros de Salud Mental Comunitaria (CSMC), señaló el Dr. Humberto Castillo, director del Centro de Investigación y desarrollo en Salud Mental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

En el marco de la conferencia internacional “La salud mental comunitaria en la agenda del desarrollo”, mencionó que los ciudadanos más pobres son los que más sufren. La prevalencia de trastornos mentales, neurológicos y por abuso de sustancias es más alta, lo que reduce aún más su productividad económica y desacelera el camino hacia la prosperidad inclusiva.

“La salud mental es considerada como un objeto extraño, esquivo y peligroso para la medicina moderna y la salud pública. Tienen muchos estigmas la locura, el retardo mental, la demencia, la esquizofrenia, la histeria, la neurosis, los trastornos mentales y las enfermedades neuropsiquiátricas”, mencionó.

En este contexto, implementar Centros de Salud Mental Comunitaria (CSMC) cuesta menos de lo que se cree, con cinco de estos centros se pueden producir tanto como un hospital. “Es necesario invertir en salud mental comunitaria. La reforma de salud mental es sostenible y viable pero su principal factor es la voluntad política”, puntualizó.

El director del Centro de Investigación y desarrollo en Salud Mental de la UPCH refirió que los CSMC son el componente más importante de la estrategia de atención de salud mental del Perú. A través de ellos, se lleva los servicios de salud mental de los hospitales psiquiátricos a entornos locales, donde los proveedores hacen participar a los usuarios y comunidades como socios.

Fue así como en 2015 fueron lanzados 22 CSMC en todo el Perú, siendo Carabayllo el primero en Lima Metropolitana. Agregó que, con un personal compuesto por un equipo interdisciplinario de profesionales de la salud, en Carabayllo se realizaron más de 20,000 intervenciones en el primer año y atrajo pacientes de lugares más alejados de la zona de captación planificada. Los resultados confirmaron grandes necesidades de atención no satisfechas y una sólida aceptación de los servicios de salud mental en la comunidad”, dijo.

El Dr. Humberto Castillo resaltó que los costos de tratamiento externo y de hospitalización en los establecimientos de salud mental en Carabayllo con los costos promedios por los mismos servicios en los hospitales de salud mental favorecen fuertemente el enfoque comunitario. “En 2016, el costo unitario promedio por consulta externa en los tres hospitales psiquiátricos más representativos del Perú era de US$58,96. En tanto, el costo unitario por una consulta externa estándar en el CSMC de Carabayllo era de US$11,58, cinco veces menos”, destacó.

Asimismo, el costo promedio por paciente por día de cama en los hospitales de salud mental era de US$90,86. Mientras que el costo per cápita por día de tratamiento residencial en el hogar protegido de Carabayllo era menor a un tercio de ese costo, US$ 28,48.

“Si el 90% de todos los tratamientos externos de los principales hospitales psiquiátricos fueran llevados a los CSMC, el sistema de salud peruano ahorraría anualmente US$7 669 519. Esta suma cubriría el costo operativo de 21 centros de salud mental comunitarios”, manifestó. Los CSMC han logrado rápidamente (en menos de dos años) una ventaja de costo-beneficio comparados con el modelo tradicional de atención en hospitales especializados. 

Livia Benavidez, gerente de Programa, América Latina y el Caribe del Banco Mundial, expresó que el gran valor de los CSMC es que brindan una nueva visión en psiquiatría, con un trabajo mucho más cercano con la comunidad. “Sabemos que el Ministerio de Salud tomó el modelo y ya se tiene 22 centros en el Perú que consideramos muy loable y con una inversión importante. Aún el reto está en cómo llegar a una cobertura mayor”, sostuvo.

Asimismo, Neptalí Santillán, viceministro de Salud Pública, comentó que se ha venido trabajando para estar bien en lo físico, social y mental. “Sin salud mental no hay progreso. Actualmente los problemas psicosociales ocupan el primer lugar de carga de la enfermedad y lo que se refleja actualmente en la sociedad es parte de los problemas que tenemos que afrontar. Por ello este año debemos acondicionar 50 Centros de Salud Mental Comunitaria (CSMC), así como 4 centros de rehabilitación social y 2 centros de rehabilitación laboral”, expresó.

En el marco de la conferencia internacional “La salud mental comunitaria en la agenda del desarrollo”, se presentó el estudio “Sanando Mentes Cambiando, Vidas: Movimiento por el Cuidado Comunitario de la Salud Mental en el Perú”, que fue preparado por el Centro de Investigación y Desarrollo de Salud Mental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), en colaboración con expertos del Grupo del Banco Mundial.

Más detalles:

·       La salud mental es un factor clave para el desarrollo. Es esencial en el emprendimiento, la producción, el adecuado consumo y la convivencia.

·       De acuerdo con el Ministerio de Salud, de cada 100 personas, 20 sufren un trastorno mental. Asimismo, solo 2 de cada 10 personas con trastornos mentales reciben algún tipo de atención.

·       La atención de salud mental aún está en los bordes del sistema de salud. Los prestadores, los aseguradores y los reguladores apenas lo toman en cuenta. No obstante, está saliendo de las sombras y se está poniendo en las agendas globales de desarrollo.

·       Aún persisten modelos manicomiales en el Perú y América Latina que deben cambiar con urgencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: