Salud en escolares: el uso correcto de las mochilas


El regreso a las aulas se acerca y con ello, el cuidado de la salud en escolares. En este sentido, el uso de las mochilas es una preocupación recurrente en los padres de familia.

¨La mochila es uno de los objetos que más uso diario le dan los estudiantes, de ahí la importancia de escogerla correctamente y de enseñar a los niños y jóvenes cómo utilizarla, cómo organizarla y cómo prevenir daños en la salud¨, comentaron especialistas de Hipermercados Tottus.

Las mochilas ergonómicas son lo más recomendable para los escolares debido a su funcionalidad y comodidad. Los tirantes acolchados también son un atributo fundamental a considerar al momento de comprar una mochila.

Procurar que la mochila sea lo más ligera posible es uno de los mejores consejos para los menores, de modo que solo lleven el material que se va a utilizar para el día. Otra buena opción es escoger cuadernos y libros con tapa blanda. Por otro lado, para colocarse la mochila, los especialistas de Tottus sugieren apoyarla sobre una mesa y desde ahí, acomodarla en la espalda, sin tener que agacharse.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el peso de la mochila no debe superar el 10% al 15% del peso corporal del niño. Por ejemplo, si el estudiante pesa 30 kilos, el peso de la mochila debería de ser máximo de 4.5 kilos. ¨Cuidar el peso de la mochila es un hábito que hay que inculcar desde pequeños, ya que esta puede llegar a triplicar el peso sugerido y esto puede provocar lesiones en los niños¨.

En cuanto a las mochilas de ruedas, la mejor forma de llevarla es con las ruedas hacia adelante y no jalarla hacia atrás porque todo el peso se puede hacia un lado. Lo mismo sucede con las mochilas convencionales, es frecuente en los adolescentes cargarla en un solo hombro, una práctica que puede causar que un hombro termine más caído que el otro.

Los mochirruedas son una excelente opción para los menores. Estas son una combinación entre una mochila convencional y una con ruedas, ya que puede ser usada de ambas formas de acuerdo a la situación y conveniencia de los estudiantes.

En cuanto a la organización de las mochilas, lo recomendable es colocar los libros más pesados en la parte más cercana a la espalda. Asimismo, es una buena idea optar por mochilas con varios compartimientos con el fin de mantener un orden: se puede destinar un bolsillo para productos de aseo personal, otro para cartucheras y otro para trabajos.

Ahora bien, hay escolares, usualmente mayores, que prefieren mochilas con diseños modernos a modo de un maletín, un bolso o una porta laptop. ¨En Tottus conocemos las distintas necesidades y preferencias de los estudiantes, por eso presentamos una amplia variedad de mochilas para niños de pre escolar, primaria, secundaria, y también para jóvenes universitarios¨, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: