Presentan 16 marcas de chocolate y café del VRAEM registradas ante el Indecopi

El Gobierno a través de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) presentó hoy las primeras 16 marcas de chocolate y café del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) en ser registradas ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), lo que permitirá ofrecer un producto de calidad y de fidelizar a sus clientes.

Durante este año, Devida brindó asistencia técnica a 15 asociaciones de productores del VRAEM para concretar la formalización de sus marcas. En total, estas organizaciones inscribieron 16 marcas –una de ellas logró registrar dos–, las cuales identificarán desde ahora a 24 productos (10 de café tostado molido, nueve de pasta de cacao, cuatro de chocolate bitter y uno de nibs de cacao).

Adicionalmente, debe destacarse que a partir de la fecha, los empaques de estos productos llevarán el sello de hecho en el Vraem para determinar su procedencia.

En la ceremonia de lanzamiento participaron, el ministro de Agricultura y Riego, Gustavo Mostajo Ocola y el presidente ejecutivo de Devida, Rubén Vargas Céspedes, junto con el jefe del Área de Fomento de Marcas Colectivas del Indecopi, Sandy Boza Alzamora; y el productor Vidal Pozo Medina, presidente de la Asociación de Café de Altura de Patahuasi – VRAEM.

En su disertación, el titular del Minagri remarcó que para llevar a un nivel más competitivo a los agricultores es necesario que existan las asociaciones como estas. “La tarea ahora es fortalecer a los productores con el objetivo de llevarlos y articularlos al mercado nacional e internacional. Tenemos que apoyarlos para que tengan la capacidad de negociar sus productos y eso no se puede trabajar de forma individual”, puntualizó.

Por su parte, el jefe de Devida señaló que “el registro de marcas permitirá a las asociaciones de productores lograr mejores precios para sus productos, además de posicionarse en el mercado y obtener la sostenibilidad de sus negocios. El Vraem es visto como una zona de guerra, solo de narcotráfico y terrorismo, pero eso para el Gobierno es absolutamente falso. Para nosotros es un extenso valle lleno de oportunidades por explorar y de posibilidades para trabajar con asociaciones de productores. Este reconocimiento es una demostración de lo que se puede conseguir cuando se trabaja de la mano con las organizaciones”.

En ese sentido, Vargas indicó que “en esta oportunidad también se está colocando un sello en los empaques que dice ‘100% Hecho en el Vraem’, lo cual tiene que convertirse en sinónimo y distintivo calidad. El VRAEM tiene que consolidarse como el valle de los productos orgánicos que pueden ser consumidos de manera fiable y que represente el esfuerzo de los productores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: