La Sociedad Peruana de Medicina Intensiva capacitó a médicos sobre nutrición clínica especializada

El soporte nutricional especializado, ya sea por vía enteral o intravenoso, es fundamental en la recuperación de los pacientes hospitalizados en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y el no recibirlo a tiempo, podría afectar gravemente no solo la salud sino también la  economía del paciente y su familia, explicó el Dr. Juan Carlos Plácido, especialista en Nutrición Clínica en el marco del taller “El ABC de la Terapia Metabólica”, organizado por la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva (SOPEMI).

Como parte del programa de Capacitación anual y descentralización, la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva (SOPEMI) desarrolló cursos en la ciudad de Piura y Cuzco sobre Nutrición Clínica con el objetivo de certificar a médicos intensivistas y estudiantes de medicina en regiones, con conferencias de reconocidos instructores y especialistas de diferentes patologías de UCI.

Cifras de la SOPEMI indican que en el Perú existen sólo 75 unidades de cuidados intensivos a nivel nacional para 30 millones de peruanos, y 585 médicos intensivistas distribuidos en todo el país, así como 1,800 enfermeros de ésta especialidad que laboran en las unidades de cuidados críticos a nivel nacional.

Según el Dr. Juan Carlos Plácido, quien es el coordinador del taller “El ABC de la Terapia Metabólica”, el objetivo es buscar la mejora en el sistema de salud con profesionales altamente capacitados, y que puedan evaluar, calcular e indicar los requerimientos nutricionales apropiados para los pacientes y prevenir complicaciones durante su hospitalización.

“Para lograr una combinación balanceada entre proteínas, lípidos (grasas) y carbohidratos en los pacientes hospitalizados, es necesario que los médicos conozcan el beneficio del soporte nutricional y la manera de implementarlo. Durante la actividad se presentaron casos clínicos de pacientes con falla renal, hiperglicemia, obesidad, trauma cardiaco, abdominal, entre otros”, manifestó.

El especialista explicó que la nutrición especializada, ya sea enteral o intravenosa, se utiliza en pacientes que no pueden comer de una manera normal, ya sea porque se encuentra inconsciente o ha sido sometido a alguna cirugía, lo que podría ocasionar que el paciente rápidamente se consuma y presente alguna complicación que pueda agravar la situación y pronóstico, como consecuencia del ayuno prolongado. Para proceder a brindar este tipo de nutrición, es necesario utilizar dispositivos que van a conducir los alimentos directamente al estómago (vía enteral) o a la vena (Vía endovenosa).

Ambos eventos desarrollados en Piura y Cusco, lograron una asistencia numerosa de los diferentes grupos de profesionales de la salud. Entre los capacitadores se encontraron el Dr. Luis Castelo, Dra. Carla Cornejo, Dr. Aníbal Marquina y el Dr. Antonio Acosta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: